Dirección de correo electrónico Teléfono Facebook Instagram Twitter Primera página Última página Descarga Búsqueda Youtube Xing Fecha Hora Lugar Iniciar sesión LinkedIn Perfil Cerrar sesión WhatsApp Info Contact Pinterest

Pulido de metales

Así se abrillantan piezas metálicas

Vídeo con instrucciones

Restauración de un coche clásico

Está claro que los embellecedores, los tapacubos, los faros y las piezas cromadas son la tarjeta de visita de toda moto restaurada o coche clásico bien cuidado.

Todo aquel que desee brillar con superficies cromadas y metálicas perfectas debe enfrentarse a superficies deslustradas, mates o desgastadas. Con un buen pulido es posible devolver la vida a estas superficies. Aquí descubrirá cómo hacerlo y qué debe tener en cuenta para ello.

Consejo: pulir con el taladro

 

Sobre todo en caso de suciedad muy resistente, herrumbre ligera o superficies de metal oxidadas, merece la pena utilizar un taladro con los respectivos discos pulidores y limpiadores de fieltro. El taladro proporciona la potencia necesaria para la sesión de limpieza. Al hacerlo, los discos pulidores de buena calidad no dañan las superficies y ofrecen resultados perfectos en un tiempo mínimo.

Limpieza de una pieza cromada o metálica

Paso 1: limpieza previa a fondo y con delicadeza 

Para trabajar de forma segura, utilice el taladro en combinación con un apoyo para taladros. Esto le permite tener libres las dos manos para controlar la pieza y minimizar el riesgo de errores. Para la limpieza previa, utilice un disco de fieltro con un diámetro de 85 mm. Sujete el disco firmemente en el portabrocas.

Aplique pasta limpiadora en el disco de fieltro en rotación. Para ello, coloque la pastilla de pasta en el borde del disco. El rozamiento genera calor y la pasta se distribuye uniformemente en el tejido. Cuando el tejido ha cambiado de color de forma uniforme, es posible comenzar.

Coloque ahora la pieza de trabajo contra el disco de fieltro con movimientos lentos y controlados. Al hacerlo, elimine la suciedad y los puntos de óxido. La alta velocidad de giro ayuda a obtener buenos y rápidos resultados.

Paso 2: abrillantando 

Para el pulido fino se utiliza un disco pulidor. Sujételo en el portabrocas y aplique la pasta de pulido de la misma manera que la pasta de limpieza.

Cuando el disco pulidor no admita más pasta, pula la superficie previamente limpiada para sacarle brillo. ¡Listo!


Temas adicionales

Eliminar el óxido

Ir al proyecto

Restauración de muebles

Ir al proyecto

Tratamiento de la madera en exteriores

Ir al proyecto