Dirección de correo electrónico Teléfono Facebook Instagram Twitter Primera página Última página Descarga Búsqueda Youtube Xing Fecha Hora Lugar Iniciar sesión LinkedIn Perfil Cerrar sesión WhatsApp Info Contact Pinterest

Preparar el jardín para el invierno

Siete consejos para prepararse para el invierno

En otoño es necesario tener varias cosas en cuenta para poder disfrutar del jardín la próxima primavera sin problemas. Estos siete consejos le explican cómo preparar su jardín para el invierno.

Contenido

1. Proteger de las heladas las plantas en partierres y maceta

2. Preparar para el invierno el estanque y su entorno

3. El correcto cuidado del césped

4. Poda de árboles y arbustos

5. Plantar bulbos y tubérculos

6. Almacenar los muebles del jardín

7. Mantenimiento de las herramientas del jardín

1. Proteger de las heladas las plantas en partierres y maceta

Para que las plantas resistan bien el invierno y para que usted pueda disfrutar de ellas el año próximo, es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Las plantas delicadas de balcón o maceta deben colocarse en un lugar fresco y protegido de las heladas (p. ej. en el sótano).  Si esto no fuera posible, deben cubrirse con tela o sacos de yute.
  • Una buena manera de proteger las plantas en parterres y sus raíces es cubrir el suelo con mantillo o paja.

Para mover las plantas puede ser útil nuestro carro de transporte, varias veces galardonado.

La cortadora de azulejos tradicional

La cortadora de azulejos básica

La cortadora de azulejos para pequeños formatos

La cortadora de azulejos profesional con técnica de fractura inteligente

2. Preparar para el invierno el estanque y su entorno

Los estanques y saltos de agua alegran el verano e infunden paz y sosiego.

Antes de que comience el invierno es necesario tomar diversas medidas para proteger el estanque y su entorno:

  • Para que la bomba siga funcionando sin problemas el año próximo, esta debe limpiarse a fondo. Esto evita que se formen algas y garantiza que el agua se oxigene suficientemente.
  • Es necesario vaciar las tuberías de agua para evitar daños por heladas.
  • Debe eliminarse el lodo excesivo del estanque, el cual puede utilizarse como fertilizante en los parterres.

Si hay peces en el estanque y no está seguro de que no vaya a helarse completamente, lo mejor es cubrirlo. Utilice para ello una capa de placas de poliestireno y cubra estas con una lona (que puede fijarse con nuestras gomas de sujeción). Es importante dejar una abertura para que puedan escapar los gases de la putrefacción.

    3. El correcto cuidado del césped

    En otoño es necesario retirar la hojarasca de las superficies de césped para que en la primavera no se formen esas feas manchas marrones.

    Consejo: si por encima de la hojarasca se pasa el cortacésped, ajustado a gran altura y con su bolsa recolectora instalada, no solo se recogen las hojas, sino que también se trituran directamente. Esto ayuda a que el compost se descomponga con mayor rapidez.

    En caso necesario, es posible escarificar y abonar el césped en un mismo paso de trabajo.  Ahora también es el momento adecuado para resembrar zonas en las que el césped no ha crecido bien.

    Si sigue estos consejos, en la primavera volverá a disfrutar de un césped verde y tupido.

     

    4. Poda de árboles y arbustos

    Desde principios de septiembre hasta mediados de octubre es el mejor momento para podar árboles y arbustos, así como para cortar los setos en el jardín. Es importante no cortar en exceso, para evitar daños por heladas y desecación.

    También es recomendable cortar las hojas y las flores marchitas para evitar que una posible infección con hongos se contagie a otras flores y hojas.

    Para las ramas delgadas es adecuado nuestro cortatodo de precisión megaCut S.

    5. Plantar bulbos y tubérculos

    Antes de poder enterrar plantas que florecen temprano, como los tulipanes o los narcisos, debe eliminarse toda mala hierba del arriate. Para enterrar los bulbos es necesario garantizar de forma especial que el suelo sea permeable, para evitar encharcamientos. Si este no fuera el caso, debería colocarse una capa de arena de 1 cm de espesor alrededor del bulbo. Además, los tubérculos deberían protegerse de los topillos con una jaula de plástico o metal para plantas.

    Los tubérculos sensibles a las heladas, como las dalias, deberían desenterrarse y guardarse todo el invierno en un lugar fresco y seco (p. ej. en el sótano).

    Además, antes de que comience el otoño es posible plantar o trasplantar cubiertas vegetales, árboles de hoja caduca y coníferas de hoja perenne.

    6. Almacenar los muebles del jardín

    Aunque es posible que el otoño traiga consigo días secos y soleados, ya va siendo hora de preparar para el invierno los muebles del jardín.  La mayoría de los muebles, sin importar el material, pueden verse afectados por heladas y la humedad.

    • Los muebles de plástico, por ejemplo, son especialmente sensibles a las heladas, ya que con ellas se forman grietas en este material. Aunque estas grietas no afectan a la estabilidad, son un buen lugar para que se acumule la suciedad.
    • Los muebles de madera son especialmente sensibles a las heladas y la humedad, por lo que deberían ponerse siempre a cubierto para evitar la formación de hongos u otras plagas.  Además, deberían cuidarse e impregnarse durante todo el año. Para ello es adecuado un barniz para madera.
    • Los muebles de metal no son sensibles a las heladas, pero deben protegerse de la humedad continua, en función de su recubrimiento.

    En general, los muebles del jardín deberían almacenarse en un lugar seco y protegido de la luz ultravioleta y las heladas. Si no es posible almacenarlos en un sótano, el garaje o un cobertizo para herramientas, es conveniente cubrirlos con una lona. Para fijar la lona son adecuadas las gomas de sujeción.

    7. Mantenimiento de las herramientas del jardín

    También para las herramientas del jardín es necesario tener en cuenta algunas cosas antes de la llegada del invierno. Estas son las principales:

    • Realice una limpieza a fondo:

    Para ello debe tenerse en cuenta que, tras la limpieza, las herramientas solo deben guardarse cuando se hayan secado completamente. En caso contrario puede formarse óxido o la madera puede resultar dañada. Para limpiar las herramientas del jardín es posible utilizar cepillos metálicos.

    • Vacíe completamente el depósito del cortacésped:

    Con el tiempo, el combustible pierde su inflamabilidad, lo que puede ser un problema a la hora de arrancar el cortacésped en la primavera. Además, los restos de combustible en el depósito pueden resinificarse. Si la gasolina resinificada se introduce, por ejemplo, en las tuberías y el carburador, puede causar daños importantes.

    • Retire las baterías de herramientas eléctricas y guárdelas en un lugar seco:

    En el momento de su almacenamiento, la carga de las baterías debería ser de un 30 % y su recarga debería realizarse justo antes de volver a utilizarlas.

    • Afile los cuchillos y las tijeras:

    Para ello puede utilizarse, por ejemplo, nuestro afilador de cuchillos y tijeras.

    Para afilar la cadena de la motosierra son adecuadas nuestras minimuelas abrasivas cerámicas.

    En resumen: si se siguen estos consejos y las herramientas se almacenan en un lugar seco y protegido de las heladas y, en lo posible, del polvo, estas pueden disfrutar de una larga vida útil y usted puede tenerlas a su disposición sin problemas la próxima primavera.

    Otros proyectos

    Es posible que estos temas también sean de su interés:

    Cortar leña

    Ir al proyecto